-

Páginas

sábado, 10 de diciembre de 2016

apretar el gatillo. 038. "los seres humanos iban y venían"

Los seres humanos iban y venían
Miguel Guerrero


ALGO SUPUESTAMENTE DIVERTIDO QUE NUNCA VOLVERÉ A HACER (1997)
David Foster Wallace. Traducción Javier Calvo. Debolsillo. Mondadori. 2012. 154 págs.

Me he reído con este libro de David Foster Wallace como me he reído con los libros de Kafka. Me he preguntado si D.F.W. es tan grande como K. y por supuesto me he contestado que no, pero tengo la sensación de que dos generaciones más tarde los lectores de ambos encontrarán una distancia muy pequeña entre ellos o ninguna, y muchas más similitudes que las que yo ahora aprecio intuitivamente. Entre ellas puedo apuntar dos: El humor y la honestidad (1).
            Otra, menos clara, es la sensación de que ambos, cuando escriben, lo que hacen es redactar un Informe. Son dos funcionarios que dejan constancia de la existencia mediante la escritura. En el caso de D.F.W. y este libro, lo he leído como si se tratara de un briefing, como si el escritor fuera el empleado de una Agencia Publicitaria a la cual Cruceros Celebrity encarga un estudio sobre el funcionamiento in situ de la empresa. Este informe (Algo supuestamente divertido que nunca volveré a hacer) que redacta D.F.W. servirá a la compañía de mega cruceros por el Caribe para mejorar las prestaciones de sus servicios, así como para entender los comportamientos de sus clientes, los consumidores –léase, en un sentido amplio, ciudadanos– que adquieren este tipo de productos.
            Un detalle: el final (del libro de D.F.W.) es demasiado abrupto, incluso para mí que no me desagradan los finales abruptos.

(1). Este libro ha sido editado por Random House Mondadori. Si puede no deje de leer el artículo “Paradojas de lo cool. Micro propuestas para una posible lectura política de lo literario” de Alberto Santamaría que aparece en el número 340 de la revista Quimera. Marzo 2012.
Leer aquí: http://miguelguerreroruiz.blogspot.com.es/p/blog-page.html.
                Abundando en este tema, la edición que manejo tiene como colofón el siguiente texto:
                “El papel utilizado para la impresión de este libro ha sido fabricado a partir de madera procedente de bosques y plantaciones gestionados con los más altos estándares ambientales, garantizando una explotación de los recursos sostenible con el medio ambiente y beneficiosa para las personas. Por este motivo, Greenpeace acredita que este libro cumple los requisitos ambientales y sociales necesarios para ser considerado un libro amigo de los bosques. El proyecto Libros amigos de los bosques promueve la conservación y el uso sostenible de los bosques, en especial de los Bosques Primarios, los últimos bosques vírgenes del planeta.”


David Foster Wallace. Traducción Marcelo Covián. Revisión Javier Calvo. Mondadori. 2008. 1.208 págs.

El gran proyecto literario de Flaubert era de largo alcance y quizás múltiples caras, aunque su íntima intención debe quedar divida en dos grandes aspiraciones. Una de sus líneas a seguir era la negación de todo dirigiéndose hacia el vacío en el que habita la nada, o la sospecha de la nada, y quedó cerrada y conclusa, tal vez, con el nouveau roman: el libro de páginas en blanco soñado por Flaubert era el siguiente y último paso.
            El otro camino a seguir era el de la negación de todo cayendo en la sobreabundancia, lo excesivo, un maximalismo cruel, la nada en todo, y este camino ha quedado cerrado y concluso, tal vez, con La broma infinita.


3/7/11

No hay comentarios:

Publicar un comentario