-

Páginas

domingo, 10 de agosto de 2014

apretar el gatillo.6. 100% killer

100% Killer
Miguel Guerrero


10% Ralf creía tanto en las estadísticas y era tan fiera de lo proporcional que cuando se casó tuvo 2,3 hijos, que era la media que estadísticamente se daba en aquel momento. Tal como lo digo: sus dos primeros hijos nacieron enteros y del tercero solo se gestó un tercio. La criatura entraba, por los pelos, en los supuestos en los que el aborto puede llevarse a cabo dentro de lo legal, pero la madre, que no era católica practicante pero que decía que creía en algo, no quiso acogerse a la interrupción del embarazo, al que no se habría opuesto ni el mismísimo Gallardón. Fue el primero que se ajustó a la estadística literalmente, antes de él los porcentajes reinaban solo en el mundo de la teoría. Aunque solo se gestaba un tercio, en sucesivas ecografías los médicos, sorprendidos, fueron comprobando que en ese tercio de cuerpo iban desarrollándose adecuadamente, haciéndose hueco como podían, todas las funciones y órganos vitales, un tercio de cada uno de ellos, claro.
10% Ralf quedó tranquilo cuando el médico le aseguró que su hijo pertenecía, estadísticamente, a lo que él llamaba uno entre 10.000.000 millones (población mundial en 2050 que es cuando ocurre esta historia) y que como tal inauguraba un rango taxonómico al que le auguraba en lo sucesivo buenas perspectivas. En los meses sucesivos fueron apareciendo nuevos casos de tercios humanos y 10% Ralf se sintió en la obligación de crear una asociación que velara por los intereses de esa nueva anormalidad.
(Efectivamente, a poco de comenzar la década de los cincuenta casi todos los terceros hijos de una misma pareja nacían un tercio reducidos ojo, no confundir con enanismo, eran los llamados popularmente niños botellín. 10% Ralf estaba orgulloso de haber inaugurado un nuevo paradigma vital que en poco menos de un año contaba ya con la escalofriante cifra del 25%. La noticia expelida por los medios se daba así: el 25% de la población mundial ya es botellín. Hasta alcanzar en los últimos años la cifra tope del 90%. En la siguiente década los padres, debido a situaciones sociopolíticas y económicas adversas, se lo pensaron un poco antes de tener ese tercer hijo y el porcentaje de natalidad mundial modificó sus guarismos, ahora, la bajada fue brutal, la media estaba en 1,8. La diferencia entonces apenas se apreciaba. Las parejas tenían un primer hijo completo pero el segundo no rebasaba ese 0,8 de la completitud que  médicamente se había estimado desde siempre como normal).
 Los buenos tiempos para 10% Ralf parecían haber pasado, olvidado por los mass media ya no recibía invitaciones a magacines televisivos ni entrevistas en la prensa digital. Las nuevas estadísticas no le decían nada, los nuevos tiempos ya no le pertenecían. Pasó de la euforia a una depresión de caballo que lo tuvo inactivo y temiéndose por su vida durante meses.
10% Ralf resurgió de sus cenizas convertido en 100% Killer.
Se dio al arte de raptar, matar y mutilar a niños 0,8. En pocos meses reunió el número suficiente de cuerpos como para llevar a cabo su estrategia. Sometidos a ultra congelación, los cuerpos fueron meticulosamente seccionados de manera que en su posterior reconstrucción 100% Killer conseguía nuevos cuerpos botellín. Periódicamente mandaba trailers repletos de esos cuerpos con destino a la oficina central de Estadísticas del Estado. No cejó en su actividad hasta que el porcentaje alcanzó su 100% deseado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario